Porqué visitar la zona de Cittadella?

  • Para …dar un paseo en el verde de sus parques en el río Brenta y en el pantano de Onara.
  • Para..hacer un viaje dentro de la historia medieval, visitando Cittadella con su camino de ronda y la evocación histórica.
  • Para…visitar las varias villas, con arquitecturas y jardines típicos de las viviendas nobles del Veneto.
  • Para…una inmersión en la vida agreste, rica en tradiciones y productos enogastronómicos
  • Para..un excursión en los lugares de fe minores, en los oratorios pintados a fresco y “Pievi” con un origen antigua.

Estas son las propuestas para un fin de semana en el territorio de Cittadella:



Reserva ahora tu estancia

La zona de Cittadella

La zona de Cittadella es un territorio que se extiende entre la carretera Valsugana y la Postumia, en un sistema de carreteras de origen romana, y entre el recorrido del antiguo Medoacus y el río Brenta.
A lo largo del río se erigen, en alternancia, barrios y superficies agrícolas y están conservados también testigos artísticos, naturales e históricos, además de un patrimonio enogastonómico de origen campesino transmitido sabiamente hasta hoy.
El territorio, entonces, se ofrece al viajero rico en destinos, satisfaciendo distintos intereses y pasiones.
Villas, palacios, arquitectura civil y religiosa, parques, jardines y sitios naturales son varios elementos bien distribuidos por la zona de Cittadella.
El Parque del Brenta, surcado por el río, está caracterizado por pequeños bosques y lagos, áreas con equipamientos y superficies guijosas de piedras.
Esta zona llega a ser única en su género, desde el punto de vista social, económico, natural y cultural gracias al río, que “lame” las riberas de muchos pueblos del territorio. Por ejemplo Carmignano di Brenta lleva el nombre de “su” curso de agua y, para el río, existen también tres leyendas bien conocidas por los habitantes.
Otra atracción natural lleva a otro río, el Tergola, que constituye, en parte, una de las zonas húmedas más extensa de toda la provincia, el pantano de Onara, rico de una especial flora y fauna, que se pueden admirar en el parque del pantano equipado con pasarelas y pequeñas torres.   
Cittadella constituye el punto central del territorio. Se erige en el centro de la llanura y está caracterizada por su inconfundible sistema de defensa medieval: el cinturón de fortificación. Un baluarte defensivo circular, con un camino de ronda todavía transitable, desde el cual se puede admirar el panorama y, en el fondo, las majestosas montañas entre las cuales el renombrado monte Grappa.
El laborioso pasado de la zona de Cittadella está recordado también gracias a numerosos testigos arquitectónicos de sugestiva belleza, las villas vénetas: edificios majestosos en los cuales procedían juntos el lujo y los pasatiempos de los señores y la productividad y la gestión de las posesiones agrícolas.
Éstas están diseminadas en varios ayuntamientos, el más grande, por ejemplo, está en Piazzola sul Brenta con Villa Contarini, estupendo edificio de la mitad del siglo XVI, constituido por un cuerpo central, dos alas laterales conectadas a las cuadras y a los graneros, junto a un precioso parque de 50 hectáreas a norte de la villa. La grandiosa plaza semicircular en frente de la villa está delimitada por un edificio porticado. Después de numerosas búsquedas y estudios todavía no se conoce el arquitecto aunque los nombres más probables son tres genios del Renacimiento: Andrea Palladio, Vincenzo Scamozzi y Baldassarre Longhena. 
Otras villas están en Fontaniva (Villa Borromeo y Villa Gallarti-Scotti), Onara, Galliera Veneta (la villa Imperial con su sugestivo jardín romántico), Camposanmartino (Villa Busetto e Villa Breda), San Giorgio in Bosco (Villa Bembo y Villa Anselmi), San Pietro in Gu’ (Villa Zilio).
El hilo conductor que acomuna la zona de Cittadella es decir la pacifica pero laboriosa vida en el campo rica en tradiciones y fe, dona a cada pueblo una particularidad que lo hace especial.
Grantorto tiene sus antiguos molinos donde, hace tiempo, se llevaba a moler el trigo; en Curtarolo está conservado un oratorio medieval dedicado a San Francesco con, al interior, las decoraciones del pintor Giusto de Menabuoi; en San Martino de Lupari, rodeado por campos, se erige el antiquísimo oratorio de San Massimo donde, en el interior, están expuestos numerosos hallazgos lapidarios Bizantino-Longobardos. Gazzo, en cambio, perpetúa la milenaria tradición de la producción del sabroso “Grana Padano” y del “Asiago” que son solo unas de las especialidades D.O.P. de la zona de Cittadella, orgullosa de sus prontos típicos: la polenta, el arroz, el queso “Montasio”, la achicoria, la tarta “pinza”, el aguardiente…   






Comments are closed.